Implantes dentales

Un implante dental es un pequeño tornillo de titanio. Que cumple con las más exigentes normas de calidad y sanidad, para ser un objeto incorporado al cuerpo humano. Tiene por objeto sustituir el diente faltante. Este material con textura biocompatible y roscado favorecen la unión al hueso.  La textura de titanio con el hueso hará una osteointegración y si se coloca anteriormente un material cerámico se hará una biointegración del hueso.
Con el faltante de una pieza dentaria el hueso alveolar se reabsorbe. La colocación del implante vendría a sustituir esta ausencia dentaria y darle estímulo y estabilidad ósea.
Para pacientes con poco hueso se puede utilizar el implante transcigomático. El hueso cigomático es el hueso del pómulo de la cara. El implante se alojaría desde parte inferior del hueso cigomático hacia el maxilar.
Los implantes constituyen mecanismos para sujetar los dientes artificiales de reemplazo firmemente al hueso. Los implantes pueden ser utilizados para sostener una única corona o como anclajes para puentes fijos, dentaduras parciales o completas, sean estas fijas o removibles.

Implantes dentales
Deslizar arriba